FOTO. REUNIONES PARROQUIALES BERGONDO

Acusan al Concello de impedir que Lubre y Ouces se puedan conectar al alcantarillado

Partido Popular y Veciños de Bergondo se han unido para acusar al gobierno local de impedir que algunos vecinos que viven en las parroquias de Lubre y Ouces no se puedan conectar a la red de alcantarillado al no contar con los engaches necesarios para acceder a la acometida.

Las dos formaciones, que trasladarán su queja al pleno de esta semana, recuerdan que la Xunta de Galicia ha denunciado en las últimas semanas que la depuradora de Gandarío funciona “muy por debajo” de su capacidad, ya que muchas de las viviendas del municipio no están conectadas a la red de alcantarillado.

En este sentido, tanto el Partido Popular como Veciños de Bergondo han recordado que el propio gobierno local envió una carta, en junio del año pasado, en la que instaba a los vecinos a que solicitasen al Concello poder conectarse a la acometida, cuando era “materialmente imposible hacerlo”.
“Esto deja bien claro el desgobierno que existe en Bergondo, cuando el propio concello demanda a la gente que haga algo que no puede hacer”, apuntan los populares.

Obras urgentes
Por este motivo, las dos formaciones exigirán al ejecutivo local que inicie las obras para que, en el menor tiempo posible, el tramo que va de Río Mayor a Fondal, en Lubre, y el tramo que transcurre entre Gandarío y la carretera general, en Ouces, cuenten con la acometida necesaria para conectarse a la depuradora.

“Parece que la única persona que no se entera del grave problema que existe en Bergondo con los vertidos es la alcaldesa”, indicaron los representantes de ambas formaciones, quienes han incidido en la “importancia” y en la “necesidad” de que la depuradora empiece a trabajar a mayor rendimiento, algo para lo que es “imprescindible” que las viviendas se puedan conectar a la red de alcantarillado.

“De nada sirve todo lo que hagan desde otras administraciones, o los propios vecinos, si desde el Concello ponen trabas y no realizan sus deberes”, apuntan los dos partidos, quienes han pedido a la alcaldesa, Alejandra Pérez, que asuma su responsabilidad en este asunto.

Deja una Respuesta