fiesta playa

Culpa a la inoperancia de Muxía del agravamiento de los daños de la tormenta

Sandra Vilela, portavoz popular en Muxía, acusa al gobierno local de haber agravado las consecuencias de la tormenta con su política de abandono de las tareas de mantenimiento y limpieza de las infraestructuras de responsabilidad municipal.

 Vilela responde así a las acusaciones formuladas por Félix Porto, regidor socialista de Muxía, quien centra en la Xunta la responsabilidad de los daños colaterales ocasionados por la tormenta que azotó diversas localidades de A Costa da Morte este pasado fin de semana. Denuncia la portavoz popular que la actitud de Porto incide nuevamente en el tipo de actuación que el regidor socialista ha llevado a cabo durante su mandato: “echar balones fuera y culpar a otros de la propia incompetencia”. “Lamentamos que para el Señor Porto  la única manera que exista de solucionar los problemas sea la de la confrontación verbal y la de la falta de lealtad institucional cuando de asumir los propios errores se trata”, declara la representante del PP en Muxía. Lamenta Vilela que Porto juegue a “trilero” intentando ocultar que la Xunta resolvió con celeridad las incidencias acontecidas en los viales que eran de su titularidad.

Por el contrario, y pese a que es de su competencia (como consta en el artículo 28 del Plan Hidrológico Nacional), el gobierno local eludió cualquier tipo de acción en los viales de los que es responsable la administración municipal “y por eso ahora claman contra la Xunta para tapar sus vergüenzas”. Así las cosas, el PP de Muxía insta al regidor Porto a “dejar de hacer política electoralista y asumir las graves consecuencias derivadas de la propia incompetencia y dejadez del ente que preside”.

Desde las filas populares culpan directamente de la grave incidencia de la tormenta del pasado sábado a la falta de mantenimiento de infraestructuras que presentan un mal estado de conservación y que, por ello,  no soportaron el envite de las aguas.

Prueba directa de la responsabilidad de los organismos municipales en los graves sucesos del fin de semana la obtuvieron los distintos portavoces del PP de las localidades afectadas en la Costa da Morte quienes, tras comunicación directa con el Delegado de la Xunta, recibieron la corroboración de que el día de la tormenta ni se hizo uso del Plan de Emergencias ni “ningún alcalde de los municipios afectados se había puesto en contacto con la administración autonómica para solicitar la ayuda de la misma”. Eso sí, la Xunta, de motu propio, ya envío de inmediato a personal para reparar las incidencias acontecidas en los viales de los cuales es titular la administración autonómica. Circunstancia que aseguran no se produjo en los que dependen de las administraciones municipales, lo que constituye “una nueva prueba de cómo actúan unos y de cómo se desentienden otros”, puntualizan.

Política de crispación

Por todo lo acontecido y tras ver el cariz político que se ha querido dar a los daños causados por el fenómeno meteorológico, desde el PP de Muxía desean hacer patente su “malestar” y “rechazo” ante unas actitudes que, afirman, “en nada contribuyen a buscar soluciones y sí a generar crispación y confrontación”. “Si en verdad se quiere colaboración y soluciones, lo normal será contar con todas las administraciones, lo que incluye a la Diputación, pero, visto lo visto, el único interés real es el político e intentar atacar a la Xunta como única vía para intentar distraer la atención del verdadero culpable: su dejadez e ineficacia”. Debido a ello, desde la formación popular reclaman a Porto que se abstenga de dar lecciones de ética y compromiso con la comarca al responsable de la delegación territorial del gobierno autonómico, Ovidio Rodeiro, y que dé ejemplo con su propia actitud “que dista mucho de ser la deseable para alguien que, supuestamente, ostenta la representación de todos los vecinos de Muxía y, lejos de ello, se comporta de manera totalmente sectaria”. Recuerdan desde el PP de Muxía que a Porto, al igual que al Delegado de la Xunta, también lo eligieron para gobernar y que los problemas de Muxía “los debe solucionar él y no la Xunta”.

 

 

Deja una Respuesta