foto playas

Culpan al Concello del mal estado de las playas de Pontedeume

El Partido Popular de Pontedeume, encabezado por su portavoz, Javier Crespo, ha acusado hoy al gobierno local del mal estado en el que se encuentran algunos arenales del municipio, y culpa al alcalde, Bernardo Fernández, de “mirar para otro lado” y de “no mover ni un dedo” para solucionar un problema “muy grave” para concello.

Los populares han recordado que el regidor lleva ya cerca de tres veranos al frente del municipio, “tiempo más que suficiente” para que el gobierno municipal pudiese haber tomado medidas que evitasen que en las playas de Ber y de Centroña se prohibiese el baño debido a la mala calidad de sus aguas.

“El señor Fernández era el primero en ponerse detrás de una pancarta cuando estaba en la oposición reclamando mejoras en las playas. Ahora se limita a colocar una caseta para los socorristas en una playa en la que está prohibido el baño”, afirmó Crespo.
En este sentido, desde el grupo popular de Pontedeume recuerdan que ya hace unos meses alertaron de los problemas que existían en los arenales del municipio, con la intención de que el ejecutivo local tomase cartas en el asunto antes de la temporada de verano.

“En Semana Santa advertimos de la existencia de maleza en las playas, de que los accesos a ellas estaban intransitables y de que la suciedad se acumulaba de forma importante”, subraya Crespo, quien asegura que, desde entonces, el alcalde “ni quiso escuchar, ni quiso hacer nada”.
Además, los populares han recordado que el anterior gobierno del PP dejó listo en el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) el suelo para la instalación de una depuradora o de una estación de bombeo en la playa de Ber.
“Finalmente la depuradora se iba a llevar a Boebre, mientas Augas de Galicia ya estaba redactando el proyecto para la estación de bombeo en Ber”, indicó Crespo, quien subrayó que se trataba de dos actuaciones “fundamentales” para mejorar la calidad de las aguas y que el alcalde “olvidó y dejó paralizadas”.

Perjudicial para el turismo
Por otra parte, los populares han lamentado que la “actitud irresponsable” del gobierno local genere “grandes perjuicios” a la imagen de Pontedeume en plena campaña turística, un hecho que podría influir en la llegada de turistas a Pontedeume.

“Todos sabemos del impacto que el turismo tiene en la economía local y, en lugar de hacer todo lo posible para que los visitantes estén a gusto y repitan la estancia, lo que ofrece nuestro concello son unas playas que no reúnen unos requisitos mínimos”, indicó el popular.

Por todo ello, los populares urgen al ejecutivo local a que lleve a cabo las actuaciones necesarias para que, aun siendo conscientes de que algunos problemas ya no tiene solución para este verano, los arenales de Pontedeume presenten un aspecto “aceptable” lo antes posible.

Deja una Respuesta