13438856_1787225054858859_1569844835319653420_n

Acusan al Concello de "radical y sectario" al eliminar la subvención a dos entidades sociales

En el pasado Pleno ordinario de la Corporación de Ames el Tripartito sacó adelante, con la abstención, entre otros, del Grupo Municipal Popular, la aprobación del Plan Estratégico de subvenciones del Concello de Ames, cuya elaboración resulta obligatoria por la legislación (Ley 38/2003 de 17 de noviembre, general de subvenciones) diciembre. Esta obligatoriedad legal, así como su supeditación al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria resultó determinante para que el Grupo Popular no votase en contra de dicho plan; pues estando todos de acuerdo con la necesidad de contar con dicho Plan Estratégico para evitar distorsiones y mejorar la eficacia, las discrepancias en cuanto a las denominadas subvenciones nominativas son más que evidentes, tal y como se puso de manifiesto en el correspondiente debate de la propuesta.

Es evidente que el principio general que debe imperar en el otorgamiento de subvenciones es el de concurrencia competitiva, garantizándose de este modo la objetividad, la transparencia y la eficiencia en la asignación de los recursos públicos; pero también es evidente que la propia ley reguladora de subvenciones posibilita el otorgamiento de subvenciones nominativas; eso sí, con carácter excepcional y siempre que se acrediten razones de interés público, social, económico o humanitario, así como aquellas debidamente justificadas con dificultades para su convocatoria pública.

Dentro de las Subvenciones en materia de servicios sociales y promoción social, el Plan aprobado tan solo contempla una única subvención nominativa: La otorgada a la Asociación Galega co Pobo Saharaui, organización no gubernamental, sin animo de lucro, inscrita en el registro de Asociaciones de la Xunta de Galicia en el año 2004. Una subvención superior a los 6.000 euros que se destina al programa “Vacaciones en paz”.

En resto de subvenciones nominativas de servicios sociales desaparecen, y así, dejan de estar recogidas las subvenciones tanto de Acea-Adames, como la destinada a Cáritas. La asociación Arcea-Adames, se crea en el año 2003, como iniciativa de unos padres y tutores de personas con discapacidad intelectual, con la finalidad de adoptar todas las medidas que contribuyan a la mejora de la calidad de vida de estas personas y la de sus familiares. Respecto a Cáritas, no es necesario añadir nada más. Su labor es conocida y reconocidas por todos; por ello no es admisible negarles a estas entidades, que vienen acreditando año tras años su labor social y humanitaria, el carácter necesario para ser merecedoras de una subvención nominativa; por ello, el Grupo Municipal Popular considera que la exclusión de estas entidades en las subvenciones nominativas es una muestra más del carácter radical, sectario y excluyente del Tripartito de Ames.

Deja una Respuesta