El PP afirma que la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual “no podía ni debía hacerse esperar”

El portavoz de Cultura del GPP, Juan de Dios Ruano, valoró hoy positivamente la aprobación de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual e hizo hincapié en su repercusión en el ámbito cultural y en la urgencia de un Proyecto de Ley "que no podía ni debía hacerse esperar".

En el Pleno del Congreso que debatía las enmiendas a la norma procedentes del Senado, el diputado popular desglosó uno a uno los efectos positivos de un texto que "en modo alguno agota la voluntad reformista en esta materia, pues aún quedan temas pendientes por abordar, como la compensación por copia privada".

"Decía el gran escritor y periodista Manuel Chaves Nogales que a las personas se las juzga por sus palabras o por sus hechos. Pues bien, en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, como en todas las demás, el Grupo Parlamentario Popular puede decir alto y claro: Dicho y hecho", destacó.

Ruano repasó los tres grandes objetivos de la norma aprobada, a saber: "La protección de nuestros creadores culturales en Internet, la mejora de la transparencia y la eficacia de las Entidades de Gestión de Derechos de autor y la transposición de tres Directivas europeas".

"Es mucho el camino que hemos recorrido", incidió Ruano, "y prueba de ello son los ocho objetivos que se han conseguido con esta reforma". El portavoz de Cultura del GPP los fue enumerando uno tras otro: "El primer objetivo es el fortalecimiento de los mecanismos de supervisión de las entidades de gestión, asegurando así una mayor transparencia y eficacia y mejorando los mecanismos de participación y control por parte de los socios de las entidades en los órganos de gobierno". "Lo dijimos y lo cumplimos", apostilló.

"El segundo objetivo alcanzado -prosiguió- ha sido la mejora de la protección de los derechos de propiedad intelectual frente a las vulneraciones que puedan sufrir en el entorno digital". "Lo dijimos y lo cumplimos", repitió Ruano.

En tercer lugar, manifestó, "hemos acotado los límites del concepto de copia privada atendiendo a los progresos de la sociedad de la información". "Lo dijimos y lo cumplimos", volvió a enfatizar.
"Hemos ampliado también el derecho de ilustración para usos educativos y de investigación, facilitando así el uso de licencias", explicó Ruano. "Pues bien, dicho y hecho", fue repitiendo a modo de cita tras enumerar cada uno de esos ocho objetivos.
En quinto lugar, aseguró, "hemos adaptado el límite de cita o reseña al ámbito de los agregadores de contenidos o buscadores en Internet, reconociendo el derecho de las empresas editoras y de los autores de noticias a ser compensados económicamente por la explotación de sus contenidos".
En sexto lugar, "hemos establecido una nueva base jurídica que facilita la negociación entre las plataformas de agregación de noticias, los editores de prensa y los autores de noticias, y todo ello sin que en ningún caso, repito en ningún caso, los usuarios de internet tengan que realizar pago alguno por enlazar a noticias creadas por las editoras de prensa".

"Hemos realizado la transposición al ordenamiento jurídico español de dos directivas comunitarias que quedaron pendientes en la anterior legislatura, más otra nueva producida durante la propia tramitación parlamentaria del Proyecto de Ley", dijo en séptimo lugar.

Y finalizó con el octavo objetivo: "Adaptar la Ley de Propiedad Intelectual a la nueva legislación de racionalización del sector público". "Pues bien, dicho y hecho", añadió de nuevo.

"Todos y cada uno de estos objetivos", concluyó Ruano, "tienen una misma y clara finalidad: la protección y la defensa de nuestros creadores culturales".

Deja una Respuesta