foto ROSA GALLEGO-6 abril

El PP califica de pataleta infantil la ausencia de Ferreiro en la reunión de movilidad

El Grupo municipal Popular critica a Xulio Ferreiro por su doble cara también en los asuntos de movilidad al pedir, por un lado, un pacto y por otro, bloquear y boicotear el transporte metropolitano al no asistir ni enviar a ningún representante municipal por una pataleta infantil a la reunión de la Mesa celebrada en el día de ayer.

Si Ferreiro consideraba que su presencia no era necesaria, debería haber enviado al menos a su concejal de movilidad –la Xunta estaba representada por su Director Xeral de Mobilidade- aunque todos los coruñeses sepan que en realidad es el edil de inmovilidad porque en dos años no ha adoptado ni una sola medida para mejorarla, o al concejal de Urbanismo que ya le ha usurpado competencias en movilidad a su compañero ante su inefacia.

Los populares también recuerdan que Ferreiro cambió la fecha del Pleno de abril, retrasándolo del día 3 al 10, porque priorizó la agenda de Salvador Rueda para hacerse una foto con él en un acto para vender humo, obligando a toda la Corporación municipal a adaptarse a sus caprichos.

Ferreiro no sólo no fue ni envió a ningún concejal sino que además llamó a otros alcaldes del área para instarles a que tampoco acudiesen. Su tentativa fue un fracaso ya que sólo convenció a tres y a la reunión asistieron 13 regidores y concejales de diversos partidos que, al contrario que el herculino, pusieron los intereses de sus vecinos por encima de los políticos para beneficiarse de que la Xunta destina 3,6 millones para subvencionar el transporte metropolitano, que el año pasado afectó a 6 millones de desplazamientos, además de la gratuidad para los menores de 19 años que Ferreiro niega a los coruñeses menores de edad a pesar de una moción aprobada.
El PP considera que esta actitud de Ferreiro certifica que en realidad no quiere ningún pacto por la movilidad, que su propuesta sin contenido concreto no es más que un paripé para intentar tapar que en dos años no se ha hecho nada tampoco en esta área y que no está previsto hacer nada en los dos años restantes.

El Grupo Popular recuerda que los coruñeses ya podrían estar disfrutando de la remodelación de Alfonso Molina de no ser por el bloqueo de Ferreiro para priorizar las ranas y las culebras a la seguridad vial y que ha provocado la pérdida de 12,5 millones de euros que iba a pagar Audasa, que Ferreiro sigue bloqueando la penetración del transporte metropolitano en la ciudad, que ha paralizado la segunda fase de peatonalización de la Ciudad Vieja, que construirá un parking en la intermodal de segunda división con la mitad de plazas de las necesarias y que pretende instalar un paso de peatones en Alfonso Molina que es una trampa para los niños de los centros escolares adyacentes.

Deja una Respuesta