IMG_1111

El PP carga contra el plan de accesibilidad del tripartito de Ames

No es nada nuevo que el Tripartito de Ames recibe continuas quejas en materia de accesibilidad. Basta con acudir a las noticias publicadas en los diferentes medios de comunicación o en las redes sociales para constatar lo fundamentado de tales quejas. A pesar de ello, el Gobierno local se empeña en negar la evidencia y siempre parece tener una justificación para todas las situaciones que los vecinos denuncian; al tiempo que anuncian tal o cual obra en materia de accesibilidad.
El Grupo Municipal Popular de Ames defiende el derecho a la accesibilidad de todas las personas, lo que implica la posibilidad real de acceder, transitar y permanecer de manera autónoma, segura y confortable en un determinado sitio. Es por ello por lo que en todo momento ha apoyado cualquier iniciativa que en este sentido ayude a salvar obstáculos; no obstante, el Grupo Municipal de Ames considera que el Tripartito no está afrontando satisfactoriamente los retos que en materia de accesibilidad se plantean día a día:

Mientras el Gobierno municipal promueve actuaciones de accesibilidad relevantes como las anunciadas en la casa consistorial y en las oficinas municipales de O Milladoiro, se olvida de otras actuaciones, no tan mediáticas pero sí igual de importantes.

La prometida reorganización de las plazas de estacionamiento para las personas con movilidad reducida con el objetivo de colocarlas donde es más necesario brilla por su ausencia; al igual que la anunciada compaña de concienciación para que los vecinos no empleen de manera fraudulenta las tarjetas de estacionamiento reservado para las personas con discapacidad, actuaciones que fueron anunciadas en febrero de 2016.

Pero donde el Tripartito obtiene un rotundo suspenso es en la falta de aplicación del primer principio la accesibilidad: “Lo que no es seguro no es accesible”. En esta cuestión, algo que parece desconocer el Tripartito, es donde el gobierno local no presta la debida atención. El lamentable aspecto de conservación y mantenimiento que presentan las aceras del municipio hace que transitar por ellas sea una tarea poco segura, y por tanto inaccesible, para las personas con limitaciones funcionales. Un ejemplo es la Avenida de la Maía de Bertamiráns. En tan solo 50 metros podemos encontrarnos con obstáculos que llevan meses sin ser retirados, baldosas levantadas, rotas, sueltas, y zonas en las que incluso han desaparecido las baldosas sin que se hayan repuesto.

Deja una Respuesta