accesibilidad 1

El PP de Ames lamenta la errónea política de accesibilidad de tripartido

El Grupo Municipal Popular del Concello de Ames desea manifestar su satisfacción por el inicio, aun con retraso, de las obras para mejorar la accesibilidad en edificios públicos de Ames. Unas obras que se aprobaron, hace ya más de un año, en el Pleno Extraordinario celebrado el 17 de diciembre de 2015, y que contó con el voto favorable de todos los grupos, con la abstención de Ames Novo.

No obstante, el Partido Popular de Ames ha denunciado en numerosas ocasiones la errónea política de accesibilidad del Tripartito de Ames, que se caracterizar por realizar obras de accesibilidad en edificios e infraestructuras ya existentes, y mira para otro lado no prestando la atención debida en las nuevas infraestructuras. Este proceder se observa fácilmente en dos supuestos de nuevas infraestructuras tanto en Milladoiro como en Bertamiráns.

En Milladoiro tenemos el ejemplo en la reciente urbanización de la Avenida de Muiño Vello, delante de la nueva iglesia. En el vial se han acondicionado varias plazas de aparcamiento para minusválidos. Como puede observarse por la fotografía que se adjunta, entre la plaza de aparcamiento y la acera, existe una zona ajardinada que funciona a modo de barrera y que dificulta considerablemente la entrada y salida en el vehículo por la zona peatonal, obligando a la gente a entrar o salir del vehículo por el lado de la carretera, con el consiguiente peligro y dificultad.

En Bertamiráns basta con transitar por la rúa Camiño Paraxo, recientemente urbanizada para dar acceso a la nueva escuela infantil, y comprobar lo denunciado. A la altura de la escuela infantil, contemplamos un ejemplo real de la incapacidad con la que el Tripartito de Ames afronta las cuestiones de accesibilidad: No existe acceso alguno a las plazas que, dentro del recinto infantil, se encuentran habilitadas para minusválidos. Varias plazas de aparcamiento que no pueden utilizarse por falta de acceso y por la existencia de una farola en la acera que entorpecería la entrada a dichas plazas, en el supuesto de que existiese acceso.

Continuando un poco más adelante, vemos otra plaza de aparcamiento para minusválido pintada y debidamente señalizada; pero que tampoco puede utilizarse al estar obstaculizada por cinco bolardos de plástico.

Deja una Respuesta