image

El PP de Cariño lleva a Pleno tres iniciativas, de las cuales dos son sociales

El grupo municipal del Partido Popular de Cariño, encabezado por su portavoz, Marta María López Pena, ha reclamado, a través de una de las tres mociones presentadas, que el Concello de Cariño se adhiera al Programa de Vivendas Baleiras de la Xunta de Galicia, para lo cual el gobierno local deberá proponer las viviendas, y gestionar la incorporación al programa de aquellas que se encuentren desocupadas, o en condiciones de ser habitadas, para su puesta a disposición de familias que lo necesiten, tales como unidades familiares o de convivencia afectadas por procedimientos de ejecución hipotecaria, unidades con hijos menores, mujeres víctimas de violencia de género, o mayores de 65 años con dificultades económcias.

Mediante este programa, la Xunta de Galicia se compromete a sufragar los gastos derivados de la contratación de un seguro multirriesgo del hogar, un seguro de cobro de la renta de las mensualidades impagadas por los inquilinos, y un seguro de asistencia y defensa jurídica a los arrendadores en los procesos de impago de los alquileres.

Convenio APROM Cariño

Por otra parte, la portavoz de los populares insta al gobierno municipal, a través de otra moción, a que suscriba un Convenio con la Asociación Pro Minusválidos Cariño (APROM), que permita a la entidad “aliviar” su situación económica para que, de esta manera, pueda seguir desallorando una actividad “encomiable y muy necesaria” en el municipio.

Regularización Catastral – Beneficios Fiscales

Por último, el grupo municipal del Partido Popular de Cariño presentó una tercera moción para instar al gobierno local a que solicite al Ministerio de Hacienda que aplique las máximas exenciones fiscales posibles para las explotaciones agrarias, ganaderas y forestales del municipio.

Para rello, los populares reclaman una moratoria en el proceso de regularización catastral 2013-2016 que está en marcha en Galicia, “hasta que no estén suficientemente valoradas las peculiaridades y la idiosincrasia de los municipios gallegos”.

Asimismo, la moción recoge también que, a partir del año 2017, se establezca un coeficiente de depreciación superior, entre el 20% y el 80%, para las edificaciones, así como la bonificación del 95% de la cuota íntegra del IBI sobre todas las construcciones indispensables para el desarrollo de la actividad en las explotaciones agrícolas, ganaderas y forestales situadas en suelo rústico; y la aplicación de esa misma exención, cuando sea compatible, para las edificaciones de las mismas características situadas en suelo urbano y vinculas a la misma actividad.

Deja una Respuesta