El PP de Oleiros preguntará en pleno por la calidad del agua en las playas

La candidata del Partido Popular a la alcaldía de Oleiros, Tristana Moraleja, ha anunciado hoy que su partido se interesará mañana en el pleno municipal por la calidad del agua de las playas.

Ha asegurado que, desde hace ya varios años, el Ayuntamiento de Oleiros recibe "periódicas advertencias" por parte de la Xunta acerca de una situación que, asegura, "podría ser perjudicial para los vecinos".

Y precisamente por eso, añade, "es nuestro deber como partido con representación en el Ayuntamiento interesarnos por las medidas que se han tomado desde el gobierno local".

"Sabemos que existen deficiencias, eso no nos lo tienen que confirmar, pero, nosotros y todos los vecinos de Oleiros, tenemos derecho a saber cuántas veces se ha advertido sobre la mala calidad del agua de las playas y, lo que es más importante, qué es lo que ha hecho el gobierno local para solucionar esta situación", insiste Moraleja.

Por eso, el portavoz del grupo municipal popular centrará mañana el debate plenario en una cuestión que considera "prioritaria" porque "una vez más, nos encontramos con que la gestión del señor García Seoane ha provocado un descenso más que notable en la calidad de vida de los vecinos de Oleiros".

El gran perjudicado es el vecino de Oleiros

"Hablamos de la calidad del agua pero podríamos poner muchos más ejemplos, como el retraso en la limpieza de las playas después de los temporales del año pasado", asegura Moraleja que, tajante, asegura que "al final, el perjudicado con la nefasta gestión del gobierno de Oleiros es el vecino de Oleiros".

Los populares han resaltado que el ayuntamiento tiene constancia de la existencia de esta situación irregular desde el año 2012, y aseguran que, desde entonces, nadie ha informado a la Consellería de Sanidade sobre las medidas llevadas a cabo para solucionar este problema.

"En 2012 y en 2013 se detectaron deficiencias y fueron comunicadas al ayuntamiento", asegura Tristana Moraleja, quien afirmó que este verano la calidad de las aguas de baño del municipio ha empeorado "sin que se hiciese nada para impedirlo".

"Si queremos mantener los niveles de turismo que alcanza cada año nuestro municipio, que además presume de recibir a miles de personas cada verano, es importante recordarle al gobierno local de Oleiros que hay que trabajar para ello. No basta con abrir las playas al público sin más. Hay que hacerlo con garantías de salubridad y de seguridad para el usuario porque, además, controlar y garantizar que el baño es seguro y que no supone ningún riesgo para la salud es una competencia municipal", concluye Moraleja.

Sin carteles informativos

Además, la candidata de los populares a las próximas Elecciones Municipales advirtió también que, ante las advertencias de la baja calidad de las aguas por parte de la Xunta, el gobierno local debería haber informado a los vecinos, tal y como obliga la normativa del Estado y de la Unión Europea, sobre los riesgos que supone para su salud el hecho de bañarse en zonas donde la calidad de las aguas es deficiente.

En este sentido, Tristana Moraleja ha denunciado que el Ayuntamiento no ha colocado carteles informativos en todos los lugares donde los índices reflejan parámetros de contaminación superiores a los normales, "con el riesgo que eso supone para las personas".

Por último, desde el Partido Popular han recordado también que el control de la calidad de las aguas del municipio, así como la tarea de informar a los vecinos sobre posibles vertidos, es competencia del Ayuntamiento, toda vez que la EDAR de Bens, con quien todavía no se ha firmado el convenio, solo tiene la responsabilidad de controlar la depuración de las aguas.

Deja una Respuesta