IMG_1645

El PP desautoriza la moción en Sobrado y pide al PSOE que no la respalde

La dirección del Partido Popular de la Provincia de A Coruña, encabezada por su presidente, Diego Calvo, se ha mostrado hoy contraria a la moción de censura que el PSOE presentó el pasado martes en el Concello de Sobrado para desbancar de la alcaldía a la regidora María Jesús García (Todos por Sobrado) con el apoyo del Juan Vicente Aller -un edil que acaba de entrar en la corporación para sustituir al anterior portavoz del PP Jacobo Fernández-.

Los populares, que han desautorizado dicha maniobra, han asegurado que, desde el momento en el que tuvieron conocimiento de esta posibilidad, la dirección del partido en la provincia intentó “por todos los medios” evitar que se llevase a cabo una moción que han calificado de “injustificable” a todos los niveles.

Asimismo, el presidente provincial indicó que su formación ha mantenido varias reuniones con los integrantes del Partido Popular de Sobrado en las que se plantearon diferentes soluciones para evitar la moción de censura que, finalmente, se ha presentado.

“Desde el primer momento han votado en contra de la alcaldesa, incluso cuando tocó aprobar el Plan de Obras y Servicios de la Diputación de A Coruña. Lo que han hecho durante todo este tiempo es tratar de entorpecer la labor del gobierno local”, dijo Calvo.

En este sentido, el titular provincial ha insistido en que su formación “está completamente en contra de este tipo de comportamientos”. Y ha acusado tanto a Jacobo Férnandez como al resto de concejales populares de Sobrado de “anteponer intereses personales a los intereses del partido. Algo inadmisible en el PP”.

Ejemplo de Coristanco
El presidente provincial echó mano del ejemplo vivido el pasado verano en el municipio de Coristanco, donde el Partido Popular no respaldó a los concejales populares que presentaron una moción que convirtió a Abraham Gerpe en nuevo alcalde del municipio pese a que esa decisión le costaría quedarse sin representación política en el municipio.

“Si el PSOE no apoyó entonces esta maniobra, a pesar de que el alcalde elegido era de su partido, entendemos que ahora debe hacer lo mismo. No se explicaría un cambio de posición en este caso”, dijo Calvo, quien incidió en que su formación “sí utiliza la misma vara de medir”.

Por este motivo, el presidente provincial espera que el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, se pronuncie cuanto antes sobre este asunto y diga claramente si apoya o no la moción de censura.

“Caballero no se puede poner de perfil en un asunto de tanta importancia y, sobre todo, resultaría complicado de entender, en el caso de que así sea, que la dirección del PSdeG actúe de una manera en unos municipios y de la contraria en otros”, dijo Calvo.

Una marca de acreditada solvencia
En otro orden de cosas, el presidente provincial aprovechó la junta directiva para recordar que el PP también es una “marca de acreditada solvencia, una marca con personas detrás que no nos escondemos, formamos equipos, hablamos y escuchamos a nuestros vecinos de lo que les importa, de su día a día”.

Por este motivo, Calvo aseguró que no hay ninguna formación política que pueda encarar el futuro de todos y cada uno de los ayuntamientos con la “garantía que ofrece el Partido Popular”, y animó a todos los integrantes de la familia de los populares a “trabajar, salir a la calle y explicar con ilusión y con fuerza nuestro proyecto para los 93 municipios”.

Deja una Respuesta