FOTO RUEDA PRENSA ROSA GALLEGO (1)

El PP exige la rebaja del IBI ante la falta de presupuesto e inversiones

El Grupo municipal Popular ha presentado alegaciones a la Ordenanza Fiscal nº51 (IBI), solicitando a Ferreiro una bajada del IBI de un 10% en 2018 ante los desastrosos resultados de su gestión y que recupere el tipo impositivo para las empresas del Puerto del 0,6 en lugar del 1,3 actual.

Los Populares recuerdan que en 2015 finalizó el período transitorio que obligó a subir el IBI en 2011 por lo que procede volver al tipo vigente entonces, el 0,541, un ahorro de un 10% a cada contribuyente. Esta medida, que afecta a todos los pisos de todos los barrios, supondría un ahorro para todos los coruñeses de 6 millones de euros, una media de 36 euros por recibo.

De no ser así, Ferreiro convertirá en definitiva y periódica una medida que era transitoria y excepcional. En Ferrol y Santiago se aprobó a finales de 2015 una bajada del IBI, por lo que no se entiende que A Coruña es la única ciudad de la provincia donde no se ha bajado.

IBI PUERTO
En las Ordenanzas Fiscales para 2016 Ferreiro aprobó la subida del IBI para las empresas portuarias al 1,3, más del doble del anterior (0,6), un incremento medio de 18.000 euros anuales a cada empresa no pesquera, poniendo en riesgo a un sector muy importante y aunque se recoge una bonificación de un 50% para las pesqueras, aunque se aplicase supondría un incremento de un 8,55% al pasar del 0,6 al 0,65.

Por lo tanto, es de justicia mantener el tipo impositivo anterior del 0,6 para puertos comerciales con el fin de no gravar a una actividad dinamizadora de la economía y generadora de empleo.

El PP exige a Ferreiro una bajada del IBI porque:
• No retorna a los coruñeses lo que les cobra en tributos, teniendo en cuenta la baja ejecución del Presupuesto, la escasa inversión, el empeoramiento de los servicios y el elevado gasto en fiestas.
• Está más preocupado en promocionarse y hacer campaña que en gestionar y prestar de forma óptima los servicios municipales que más afectan a los vecinos. Así lo refleja que del Presupuesto final de 2015 y 2016, Ferreiro dejó sin ejecutar 109 millones de euros.

• Los indicadores económicos de la Cuenta de 2016 son los peores de los últimos años, lo que pone en evidencia que cada vez se invierte menos y la prestación de los servicios públicos va a peor.

• El Pleno municipal aprobó una moción para bajar el IBI que no quiere cumplir.

• A pesar de adelantar el cobro del IBI a julio, incumplió el período medio de pago en junio, julio, agosto y septiembre, mientras lo cumplió en 2016 con el cobro en octubre.

• Mientras en 2014 y 2015 se presupuestaron unos ingresos de 96 millones en impuestos directos, en 2017 se pasó a 99 millones. Con Ferreiro, los coruñeses pagan 3 millones más en impuestos municipales sin nada a cambio.

Por tanto, procede que Ferreiro baje el IBI y recupere el anterior calendario fiscal.

Deja una Respuesta