Colaboradores /

El PP exige responsabilidades por los insultos del jefe de gabinete a funcionarios y concejales

El Grupo municipal del Partido Popular presentará en el próximo Pleno ordinario, previsto para el 2 de mayo, una moción instando a Xulio Ferreiro a que depure responsabilidades por la desconsideración y los insultos de su Jefe de Gabinete hacia los funcionarios municipales y los concejales de la oposición.

Han pasado más de 24 horas desde que se hicieron públicas las graves palabras del asesor del Alcalde y cuatro días desde que se realizaron, sin que haya pedido disculpas. Además, no se puede entender como unas palabras sacadas fuera de contexto o en el ámbito privado, por cuanto fueron realizadas en un acto público y difundidas en las redes sociales por el propio Jefe de Gabinete que, hay que recordar, se trata de personal de confianza designado directamente por el propio Ferreiro.

El PP considera que el Alcalde no puede pasar por alto los hechos al tratarse de un empleado público pagado por este Ayuntamiento, que además es su mano derecha, ya que ha faltado al respeto a los funcionarios municipales y a los concejales de la oposición, que representan a miles de ciudadanos.

Además, las descalificaciones del asesor del Alcalde afectan a toda la ciudad, puesto que no solo se refirió a empleados públicos y a concejales, sino también a las asociaciones vecinales y a medios de comunicación, en un claro ejemplo de sectarismo.

Los populares destacan que los insultos del Jefe de Gabinete del Alcalde sobrepasan los límites de lo permitido porque está poniendo en duda el honor y la profesionalidad de los funcionarios municipales. Se trata de un empleado público en la que lo mínimo que se presupone es respeto a sus compañeros y a sus superiores.

El PP señala que nunca en la historia de esta ciudad un empleado de este Ayuntamiento, al que el propio Alcalde califica como su Jefe de Gabinete, había insultado a los funcionarios municipales de esta forma públicamente, y lo que es peor, seguir presumiendo de ello en las redes sociales los días siguientes.

El PP considera que el Alcalde tiene la obligación de tomar medidas, por lo que procede que su mano derecha comience pidiendo perdón a los funcionarios municipales a los que ha insultado y faltado al respeto y le recuerdan que un empleado público sectario, prepotente y que se cree por encima del bien y del mal, como es este caso, tiene difícil encaje en el ayuntamiento coruñés si no cambia de actitud.

 

Deja una Respuesta