13438856_1787225054858859_1569844835319653420_n

Piden que el Instituto Galego de Consumo medie con la empresa del agua de Ames

Continúan las quejas por los posibles errores en la facturación del agua de Ames. A finales del pasado año el Grupo Municipal Popular advirtió sobre la posibilidad de posibles errores en la facturación del agua en Ames. La advertencia se realizaba como consecuencia de quejas de vecinos que habían recibido facturas con importes desorbitados. El partido Popular solicitó al Tripartito que se informara a los vecinos sobre lo sucedido y se iniciasen actuaciones para comprobar lo denunciado, ya que los posibles errores coincidieron en el tiempo con el inminente cambio de empresa prestataria del servicio, tras haberse licitado el ciclo integral del agua en Ames y haberse adjudicado a otra empresa su gestión.

Las reclamaciones presentadas propiciaron la correspondiente investigación en la que se puso de manifiesto el irregular y deficiente comportamiento de la entidad que continúa gestionando el servicio, evidenciándose, entre otras cuestiones, la incorrecta gestión de de cobro por la omisión de tratamiento y tramitación, en tiempo y forma, de los impagos de los abonados. Por todo ello se dictó el Decreto 99/2017 por el que se establece que: habida cuenta de las evidentes irregularidades en las suspensiones comunicadas, y tratándose de un servicio básico, no se autoriza ningún corte de suministro de agua en cuanto no quede acreditado el sometimiento al procedimiento y recaiga resolución autorizando la suspensión del suministro.

Posteriormente el Grupo Municipal Popular ha solicitado, mediante escrito de 8 de marzo de 2017, información actualizada al Tripartito sobre las actuaciones llevadas a cabo. Información que no ha sido proporcionada a pesar de que, en el Pleno Ordinario de la Corporación celebrado el pasado 27 de abril, la portavoz popular Oliva Agra Costoya rogó que se contestase a lo solicitado; ya que Grupo Municipal Popular continúa recibiendo quejas de vecinos que singuen teniendo problemas y que han recibido avisos de que de no pagar se procederá a suspender el servicio y al corte de suministro de agua y saneamiento.

Ante situaciones como esta, es preciso que el Gobierno local se implique decididamente y se tome más en serio el problema, tomando medidas efectivas como es la de instar a la empresa prestataria del servicio a que admita todas las solicitud de mediación previa y solicitud de arbitraje que los vecinos puedan solicitar a través de las correspondientes reclamaciones presentadas en el Instituto Galego de Consumo.

Deja una Respuesta