331171-944-530

El PP traslada al Estado las demandas vecinales para mejorar la seguridad en la N-VI

El Partido Popular de Bergondo, encabezado por su portavoz, Noelia Fernández, ha dado traslado al subdelegado del Gobierno, Jorge Atán, de las demandas recogidas en una reunión mantenida con los vecinos, con el objetivo de mejorar el proyecto de actuaciones previsto por el gobierno central para incrementar la seguridad vial en el tramo de la N-VI que transcurre por Guísamo.

En el escrito remitido a Jorge Atán, los populares solicitan aumentar el espacio reservado para aparcamiento en los dos márgenes de la carretera, al igual que existía hace años.

“De esta manera evitamos que los coches se suban a las aceras para hacer paradas delante de los comercios, lo que impide el paso de sillas de ruedas, carritos de bebés y, además, deteriora las aceras”, indicó Fernández, quien subrayó la “importancia” de facilitar, en la medida de lo posible, todas aquellas actuaciones que potencien y ayuden al comercio de la zona.

Por otra parte, el grupo popular también ha trasladado al subdelegado del Gobierno la reclamación vecinal de colocar radares en la entrada de Guísamo. Además, y mientras no se lleve a cabo la construcción de la glorieta prevista antes del trayecto entre la gasolinera y Vixoi, los vecinos de Cortiñán reclaman la colocación de un radar de tramo, ya que los vehículos incrementan su velocidad una vez que dejan atrás el radar fijo.

“Estamos hablando de zonas con mucha afluencia de viandantes que cruzan constantemente de un lado al otro de la carretera y sería bueno tener en cuenta estas dos aportaciones”, apuntó Fernández.

Por otra parte, en Vixoi, los vecinos también demandaron el refuerzo de la señalización del tramo, así como la posibilidad de tomar medidas en la carretera de salida a Trasdoval con la incorporación hacia Betanzos, para la que solicitaron la prohibición de aparcamiento en aquellas zonas donde se impide la visibilidad a consecuencia del estacionamiento de camiones.

Escuela de Lubre
En otro orden de cosas, los populares han criticado la demora del gobierno local a la hora de iniciar las obras para el arreglo del tejado de la escuela unitaria de Lubre, que ha supuesto un gasto de 3.500 euros para las arcas municipales, generado por el traslado en autobús de once escolares a la escuela de Tarrío.

“Los trabajos ya debían estar realizados antes del inicio del curso escolar y, a día de hoy, ni siquiera han comenzado pese a que las obras ya están adjudicadas”, indicó la portavoz popular, que denunció el perjuicio económico que supone este retraso e hizo hincapié en el trastorno que supone para las familias afectadas.

Sobre este asunto, Fernández mostró su malestar por el hecho de que el ejecutivo local no informase, ni a la oposición, ni a los padres y madres de los alumnos, del informe del arquitecto municipal en el que se hace referencia a la necesidad de solventar los graves problemas de filtraciones y humedades existentes, y de cambiar los equipamientos no adaptados a la normativa.

Deja una Respuesta