foto rueda Rosa

Incrementan en un 23% las quejas de los coruñeses por el abandono de los barrios

Las reclamacionesde los coruñeses al Gobierno municipal han aumentado un 23% respecto a 2016 , al pasar de 10.954 a 13.480, según recoge la Memoria municipal de Sugerencias y Reclamaciones de 2017 que irá a Pleno el próximo lunes. Estas cifras reflejan además un crecimiento de un 48% en 2017 respecto a 2014, último año completo del PP, al pasar de 9.126 a 13.480.

 

Este incremento es otra muestra de la ineficaz gestión de Ferreiro por su parálisis, la falta de mantenimiento y el abandono de los barrios. Las quejas de los coruñeses aumentan a un ritmo muy alto año tras año.

 

 

Casi la mitad (43,5%) de las reclamaciones están relacionadas con Medio Ambiente por problemas con contenedores, maleza, podas, jardines, acumulación residuos, etc,en lo que influye que el servicio de recogida de basura esté sin contrato desde enero de 2017.

 

Ferreiro niega problemas de suciedad o de falta de mantenimiento en los barrios, pero los coruñeses no opinan lo mismo y se lo hacen saber a través de sus quejas porque Medio Ambiente e Infraestructuras son las dos áreas con más reclamaciones, seguidas de Movilidad.

 

Otra muestra de la falta de gestión de Ferreiro es el incremento de las SYR respondidas fuera de plazo o sin responder dentro del año. Así, disminuyeron las solucionadas en los 90 días que marca el Reglamento de un 36% en 2016 al 32% en 2017 y aumentaron un 73% las pendientes al cierre del año(4.404 en 2016 y 7.630 en 2017).

 

Sobre la ineficacia del Gobierno municipal a la hora de atender las quejas ciudadanas, destaca Medio Ambiente que en abril de 2018 tenía sin responder 4.754 reclamaciones de 2017 (80%), Movilidad un 87% (1.733 de 1.992) y Empleo un 77% (51 de 66), aunque el premio se lo lleva Urbanismo por no resolver ninguna de las 282 recibidas.

 

Los coruñeses se quejan cada vez más de los nefastos resultados por la ausencia de gestión de Ferreiro quien tarda cada vez más en responderles o ni lo hace porque huye tanto de la crítica como de la autocrítica, intentando culpar a los demás de su propia ineficacia.

 

Deja una Respuesta