dig

“Los dos años de Ferreiro constatan que la Marea carece de proyecto para la ciudad”

La presidenta del Partido Popular de A Coruña, Beatriz Mato, ha asegurado esta mañana que los dos años del gobierno de Xulio Ferreiro al frente de María Pita han servido para “constatar que la Marea Atlántica carece de proyecto para la ciudad”.

Acompañada por el secretario general de la formación local, Gonzalo Trenor, y por el coordinador general, Roberto Rodríguez, la popular subrayó que estos dos años de “parálisis” han derivado en que A Coruña deje de ser “una ciudad pujante del noroeste español para tener el indeseable privilegio de colocarse en el mapa de las capitales okupadas”.

“Coruña es hoy una ciudad paralizada y sucia, liderada por un alcalde que no manda ni en su propio gobierno”, dijo Mato, quien acusó a Ferreiro de estar más pendiente de “extender los tentáculos podemitas por las distintas ciudades de España que de resolver los problemas de su ciudad”.

Para la presidenta local de los populares, lo que se conoce como Marea Atlántica se ha convertido en un “mareo constante, de idas y venidas” que, en su opinión, lo único que ha generado son problemas para los vecinos y menos oportunidades para la ciudad.

Una ideología sin diálogo
Mato aprovechó la rueda de prensa para cargar también contra lo que calificó de “ocurrencias ideológicas” de un gobierno municipal “carente de diálogo”. En este sentido, la popular se refirió a los llamados presupuestos participativos de los que recordó que los ciudadanos solo han decidido sobre el 0,41% de los 244 millones que se incluyen las cuentas municipales.

“Mucho ‘dillo ti’, muchas asambleas políticas pagadas con el dinero de los impuestos de los coruñeses, mucho hablar una vez al mes con los vecinos, pero luego todos sabemos el problema que ha habido con el proyecto de MiCasita”, dijo Mato.

Asimismo, la presidenta local hizo hincapié en que A Coruña tiene un gobierno municipal que no es capaz de aprobar ni sus propios presupuestos, que no es capaz de acordar nada con el resto de partidos políticos y, sin embargo, tiene la “osadía” de tratar de erigirse en el líder del área metropolitana.
“El señor Ferreiro no es capaz ni de alcanzar un acuerdo en el seno de su propio pleno sobre este asunto, no sabe los servicios y el contenido que debe tener un ente de estas características, por no saber, no sabe ni que se trata de un procedimiento que no es competencia del concello”, indicó la popular, quien se definió una “firme defensora del área metropolitana”, pero recordó que el “capricho” del alcalde le cuesta a los coruñeses 500.000 euros que sale de las arcas públicas.

Del motor económico a la cola del vagón
Por otra parte, la presidenta local de los populares incidió en que los dos años de gobierno de la Marea Atlántica han hecho que Coruña deje de ser el motor económico de Galicia para viajar en el vagón de cola del crecimiento.

“Dijeron que pondrían en marcha un plan de empleo, y lo único que han hecho es dejar de crear 2.500 puestos de trabajo por no ejecutar 44 millones de euros en obra pública”, censuró Mato, quien aseguró que los dos años de “desgobierno” de la Marea Atlántica han dejado una tasa de desempleo, según los datos de la EPA, superior a la registrada durante los peores tiempos de la crisis económica.

Además, Mato apuntó que la parálisis que sufre la ciudad no se refleja solo en la disminución del número de licencias urbanísticas concedidas, sino que también se constata en los ingresos que el concello ha generado por los permisos de apertura. “Mientras en el 2014 se recaudaron 242.000 euros por este concepto, en 2016 fueron 140.000, un 42% menos”, dijo.

Lo que era y lo que es
En otro orden de cosas, la presidenta local lamentó que por culpa de la “incapacidad” de la Marea Atlántica los coruñeses tengan que sufrir la paralización de obras tan importantes como la ampliación de Alfonso Molina y la Estación Intermodal.

Dos proyectos que, según explicó Mato, estaban “más que avanzados” y que el ejecutivo local ha “torpedeado” con trabas “injustificables”, similares a las que han puesto para que el transporte metropolitano todavía no llegue al centro de la ciudad.

“Mientras Santiago y Vigo disfrutarán en breve de dos proyectos como la circunvalación de la AP-9 y la ampliación del puente de Rande, en A Coruña, hemos perdido 10 millones de euros de Audasa para la ampliación de Alfonso Molina, a cambio de un proyecto con estanques para ranas”, dijo Mato.

Además, la popular criticó también que el actual ejecutivo local permitiese a la ciudad apearse, por voluntad propia, del barco en el que viajaban, con rumbo firme y seguro, las urbes del futuro, al renunciar a los 11 millones del proyecto Smart City, o perder la oportunidad de convertirse en una ‘ciudad picassiana’.

En materia social, Mato recordó el discurso empleado por Ferreiro antes de convertirse en alcalde, y en el que el ahora regidor describía a la ciudad como una urbe “pobre, marcada por la desigualdad y en el que el 90% de las personas lo estaban pasando mal”.

“Eso se lo escuché decir yo en un foro internacional”, indicó Mato, quien hizo hincapié en que la urbe no debería estar tan mal, cuando, en su opinión, el gobierno local se permite el lujo de no adherirse al programa de la Xunta de Vivendas Baleiras para ayudar a las familias con problemas con desahucios, solo otorga medio centenar de su tan anunciada renta social, y reduce los convenios con todas las asociaciones.

Por último, Mato insistió en que, ante un gobierno carente de proyecto para A Coruña y sin un plan que revitalice la economía, su formación continuará adelante con su ronda de contactos con vecinos, empresarios y representantes de los sectores socio-culturales para elaborar un “verdadero programa” de la ciudad que quieren todos los coruñeses.

Deja una Respuesta