Foto-NP 2019.02.11

"No permitiremos que ni Suárez ni la empresa utilicen a los trabajadores de Urbaser”

La portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular, Martina Aneiros Barros, acompañada del concejal, José Tomé, compareció en rueda de prensa para mostrar, una vez más, la preocupación por la situación irregular en la que se encuentra el servicio de recogida de basura y limpieza viaria, y que está perjudicando directamente a los trabajadores y a la calidad del servicio que presta. “El único responsable de esta situación es Jorge Suárez que en cuatro años no ha presentado alternativa alguna”.

 

Aneiros Barros recordó que en diciembre del 2014, durante el mandato del Partido Popular, ante el fin del contrato de recogida de basura y limpieza viaria el pleno aprobó  los pliegos y el inicio de licitación de este contrato. “Era un contrato más moderno, más barato, con inversión en maquinaria, garantizaba la continuidad de los puestos trabajo e incluía, como novedad, los debroces”. Un pliego muy similar al que el concello de Narón- con apoyo del PSOE y el  BNG- ha sacado a concurso, y parecido al que la Marea de A Coruña propone, a pesar de que su promesa electoral era también remunicipalizar el servicio.

 

“Suárez ha tardado cuatro años en renunciar a este contrato y sigue sin presentar alternativa. Anunció que el día que llevara a pleno la renuncia presentaría su propuesta y no lo ha hecho”. Esto ha provocado un importante deterioro en la maquinaria, un descontrol financiero como reflejan las auditorías del 2015, 2016 y 2017,  con un desvío de tres millones de euros en estos tres años. Auditorías- recordó- que reflejan beneficios frente a las pérdidas que declara la empresa. “Suárez incluso intentó una revisión de precios que no fue aceptada, y que resulta improcedente”.

 

Llevamos cuatro años en una situación irregular, advertida por el secretario y el interventor, porque el gobierno mes tras mes lleva las facturas de este servicio a reconocimiento extrajudicial de crédito sin tomar decisión alguna que le ponga fin.

 

Hemos tenido que oir a Suárez anunciar la remuncipalización del servicio, habló de manconumarlo y luego de gestionarlo solo con Narón. Hace un año rechazaba remunicipalizarlo “porque es imposible hacerlo en cuatro años”,y ahora nos sorprende con que quiere “una gestión directa”,a pesar de que no ha iniciado el expediente y faltan tres meses para las elecciones municipales. “Suárez un día dice una cosa y al siguiente la contraria. Es un vendedor de humo y de falsas promesas. En el 2015 dijo que iba a enfrentarse a los grandes monstruos y su pasotismo permite esta situación irregular”, criticó.

 

Además recordó que ha gastado más de 32.000 euros en dos asistencias técnicas y sigue sin presentar una propuesta de gestión.

 

En junio del 2018, ante el anuncio de una probable huelga de la basura tuvimos que salvar la situación y ocho meses después seguimos igual. “No somos cómplices de estas irregularidades, pero no vamos a permitir que ni Suárez ni la empresa utilicen a los trabajadores”.

 

Por eso, la portavoz popular anunció que “vamos a abstenernos en el próximo reconocimiento extrajudicial, porque no permitiremos que se someta a los trabajadores a una situación límite de la que no son responsables”. Suárez tiene a sus aliados naturales que lo erigieron como alcalde y que votaron la renuncia al anterior contrato y, sin embargo, no consigue su apoyo para el pago de estas facturas.

 

El 2 de abril se convocan las elecciones municipales y “será la próxima corporación la que tenga que resolver este problema que Suárez ha provocado por su incompetencia”, aseguró la portavoz.

 

MAQUINARIA OBSOLETA

Por su parte, el concejal José Tomé criticó también que  el pasotismo de Suárez haya generado este caos en los servicios. “Lo único que hicieron en todo este tiempo ha sido deteriorar completamente este servicio, sobre todo, en cuanto al estado de la maquinaria se refiere”, advirtió.  Así la maquinaria de RSU (Residuos Sólidos Urbanos), la selectiva y la de limpieza viaria está obsoleta y en muchos casos ha superado el periodo de vida útil que es de 12 años, según los técnicos municipales, insistió.

 

Tomé López recordó que en julio del 2017 un informe solicitado por Suárez revelaba que de los 16 camiones de recogida de basura estaban útiles para el servicio cuatro (dos de carga lateral, un lavacontenedores de carga lateral y un recolector de carga trasera). Mientras que 12 camiones con su vida útil ya finalizada siguen trabajando, eso sí con numerosas averías lo que merma mucho la calidad del servicio diario, denunció.

 

Lo mismo sucede con la maquinaria de la limpieza viaria, con barredoras totalmente fuera de servicio y las que quedan tienen averías constantes.

 

Situación similar sucede con los contratos de suministro eléctrico, ya que la empresa renunció a la prórroga y se le obliga a seguir suministrando por interés público.  En el mantenimiento eléctrico la empresa también comunicó que cuando finalice esta prórroga no seguirá trabajando en las mismas circunstancias.

 

Y el servicio de mantenimiento de jardines sigue sin contrato y los pliegos sin aprobarse.

 

Este es el balance de Suárez en cuatro años: los servicios básicos del concello- limpieza, jardines, alumbrado, viales y desbroces- están

totalmente abandonados. “Es un ejemplo más de la falta de gestión y el haber tenido tres concejales de servicios en esta legislatura, que nunca avanzaron en estos temas”, concluyó José Tomé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una Respuesta