06 Izaskun Garcia Gorostizo (CULLEREDO) (13)

Quejas vecinales ante el anuncio por parte del Concello de la clausura de A Garrocha

La candidata del Partido Popular a la alcaldía de Culleredo en las elecciones municipales que se celebrarán en el mes de mayo, Izaskun García, se hizo eco hoy de las quejas que su formación ha recogido de los vecinos tras conocerse la intención del gobierno local de clausurar las instalaciones de A Garrocha el día 15 de este mes.

 

Según ha explicado la popular, el ejecutivo local ha notificado sus planes a través de un comunicado colgado en la tablón de anuncios de  A Garrocha y en una publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En ambas, el gobierno local deja clara su intención de precintar la instalación en esa fecha, obligando a los usuarios a retirar a los animales que, en la actualidad, siguen allí y todo el material con el que están llevando a cabo las tareas de mantenimiento.

 

“La gente está muy preocupada y tremendamente molesta porque el Concello de Culleredo ha actuado de forma unilateral, no les han dado otra alternativa y consideran que no tienen tiempo suficiente para programar el desalojo de los animales, ni la recogida de todos los utensilios que han llevado para mantener las instalaciones por su cuenta”,explicó García.

 

La popular recordó también que han sido los usuarios de A Garrocha los que, ante la dejadez de responsabilidades por parte de la empresa adjudicataria y ante el pasotismo del ejecutivo local, los que han sostenido A Garrocha durante los últimos años.

 

“Estamos ante un problema que viene de lejos, y frente al que el gobierno local no ha hecho nada para solucionarlo”,dijo la candidata, quien lamentó que tengan que ser, precisamente las personas que se han preocupado por este asunto, las que ahora paguen las consecuencias de un desalojo exprés por parte del concello.

 

Ante esta situación, desde el Partido Popular de Culleredo han presentado por escrito un documento en el que exigen al gobierno local que amplíe el plazo para la clausura de la instalación y, de paso, se ponga en contacto con los usuarios para tratar de buscar una solución a los problemas que les pueda ocasionar el cierre de A Garrocha.

 

“Creemos que el ayuntamiento está obligado a no dejar tirada a este gente. Al final, el hecho de que la concesionaria no cumpla con sus obligaciones también es parte de su responsablidad como administración”,concluyó García.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una Respuesta