foto ROSA GALLEGO

Sin contrato con la empresa de recogida de basuras por la ineficacia de Ferreiro

La portavoz del Grupo municipal Popular, Rosa Gallego, compareció ante los medios de comunicación para denunciar que desde hoy la empresa que presta el servicio de recogida de basuras en la ciudad está realizando su labor sin contrato y que continuará de esta manera al menos durante dos años, que es lo que tardará la Marea en adjudicar el nuevo en el mejor de los casos. “Desde hoy, Ferreiro pagará este servicio mediante facturas irregulares con reparos de legalidad suspensivos de la intervención municipal por importe de 850.000 euros mensuales, tal y como recoge el interventor en su informe elevado a Junta de Gobierno el pasado viernes, cuando la Marea hizo un paripé para aprobar la continuidad de forma irregular de un servicio considerado esencial”.

El contrato de recogida de basuras finalizó ayer, 16 de enero, sin que la Marea haya sido capaz no sólo de adjudicar el nuevo, sino siquiera de sacar la licitación. La concejalía de Medio Ambiente licitó en el mes de julio un contrato por procedimiento abierto para que una empresa externa redactase los pliegos del nuevo contrato por importe de 141.000 euros, en lugar de hacerlo los funcionarios de la concejalía. A mediados de enero, seis meses después, aún no ha adjudicado este contrato por lo que no se ha empezado a redactar los pliegos, para lo que la empresa que gana tendrá un plazo de cinco meses. Es decir, que en el mejor de los casos estos pliegos estarían listos a finales de este verano.

Después, tendrán que ser informados por los técnicos municipales, la asesoría jurídica y la intervención municipal antes de que se licite el nuevo contrato de recogida de basuras, por lo que no se podrá licitar hasta finales de este año, en el mejor de los casos. Teniendo en cuenta que el plazo para una licitación en abierto y por un importe que superará los 10 millones de euros anuales, es de casi un año, si todo va bien no estará adjudicado hasta finales de 2018 siendo optimistas.

Esto significa que la empresa actual estará prestando el servicio y realizando el trabajo sin contrato al menos durante dos años, cobrando facturas irregulares con reparos de legalidad por importe de 850.000 euros mensuales (20 millones de euros en dos años) , en lo que es una nueva muestra de la desastrosa gestión de la Marea y de la concejala de Medio Ambiente en particular. “Además de no vigilar el cumplimiento del contrato como se puede comprobar por el estado de suciedad general de la ciudad, una empresa que trabaja de forma irregular no se implica de la misma manera que cuando lo hace con un contrato legal. ¿Cubrirá las bajas, las vacaciones, mantendrá a todo el personal? Esta situación no es buena para la ciudad y ya es algo habitual, por desgracia, en la concejalía de Medio Ambiente con el consentimiento de Ferreiro”.

Es necesario recordar que esta misma concejalía está pagando de forma irregular y con reparos de legalidad de la intervención municipal 450.000 euros mensuales por el mantenimiento de jardines desde hace más de año y medio, tras haber anulado sin justificación alguna la licitación del contrato que inició el Gobierno municipal Popular y a la que la propia concejala de Hacienda de la Marea dio el visto bueno al menos en dos ocasiones en la mesa de contratación, al aprobar la valoración económica y la propuesta de adjudicación ahora paralizada sin motivo, tras un informe externo contratado a dedo.

La situación de medio ambiente se puede agravar aún más porque en enero de 2018 finaliza el contrato de limpieza viaria, por importe de más de 10 millones anuales, y desde ese fecha también se prestará el servicio de forma irregular y con reparos de legalidad mediante facturas de 850.000 euros mensuales porque debería de haberse publicado ya la licitación de este contrato para que estuviese adjudicado a tiempo. “El PP exige que se licite ya porque Ferreiro está con los plazos muy justos para evitar una nueva irregularidad. Es una dejadez intolerable de funciones porque sabe cuándo vencen los contratos y no es capaz de licitarlos a tiempo”.

A estas irregularidades hay que añadir que en las bibliotecas municipales se están prestando sin contrato y también mediante el pago de facturas con reparos de legalidad por importe de 200.000 euros mensuales porque el contrato anterior finalizó el 15 de noviembre de 2016 sin que se haya licitado uno nuevo o se haya concretado la remunicipalización anunciada por la Marea, que se ha quedado en otra promesa incumplida.

Deja una Respuesta