El PP considera al presupuesto para 2024 un engaño a los coruñeses porque no serán capaces de ejecutarlo y duplicará la deuda

El gobierno municipal ya ha demostrado que será incapaz de ejecutar los 375M€ que presupuesta para el próximo año, porque en 2022 el presupuesto inicial fue de 310M€ y el gasto de 265M€, y en 2023, a falta de un mes, el gasto es 237M€

● Respecto a inversiones, presupuestan 75,2M€, cuando en 2022 solo ejecutaron 22,7M€ y en el año actual, a falta de un mes, 36M€. Aun sumando la ejecución de ambos años, 58,7M€, es menos de los 75,2M€

● El presupuesto, además, duplicará la deuda del ayuntamiento al incluir un préstamo por 48,8M€, cuando a final de 2023 la deuda municipal con los bancos será de algo más de 40M€

El PP considera que el presupuesto municipal que hoy han aprobado en Junta de Gobierno Psoe y Bng es un engaño a los coruñeses porque saben que no serán capaces de ejecutarlo y duplicará la deuda.

El gobierno municipal ya ha demostrado que no será capaz de ejecutar los 375 millones de euros que presupuesta porque en el último ejercicio cerrado, 2022, el presupuesto inicial fue de 310 millones (el final de 364,5 millones) y la ejecución del gasto no pasó de 265 millones, 45 millones menos de lo presupuestado inicialmente cuando también presumían de ser el más alto de la historia de la ciudad. En 2023, a falta de un mes para cerrar el año, el gasto total es de 237 millones por lo que la previsión es que no mejore el del año anterior.

Respecto al capítulo de inversiones, presupuestan 75,2 millones para 2024, cuando en 2022 solo ejecutaron 22,7 millones y en el año actual, a falta de un mes, solo gastaron 36 millones. Aun sumando ambos años, 58,7 millones es mucho menor de los 75,2 millones que estiman para 2024. También hay que recordar que en los cuatro años del anterior mandato, Inés Rey dejó sin ejecutar 180 millones de euros para obras en los barrios y a finales de noviembre de este año tiene todavía 51,5 millones más sin gastar.

El presupuesto, además, duplicará la deuda del ayuntamiento al incluir un préstamo por importe de 48,8 millones de euros para financiar las inversiones, cuando en estos momentos la deuda municipal con los bancos es de algo más de 40 millones.

Por tanto, estamos ante un gobierno municipal al que se le llena la boca hablando de grandes cifras, pero que luego no ejecutan y no hay mayor recorte que no ejecutar lo que se incluye en un presupuesto.