El PP exige a Inés Rey que actúe para evitar otra huelga de basura en plena Navidad y deje de ponerse de perfil ante el descontrol en este contrato

  • Los representantes de los trabajadores ya han dicho que será una huelga dura y larga, y viendo los problemas de suciedad que ya hay a diario, la imagen de la ciudad a partir del día de Nochebuena puede ser catastrófica

 

  • Desconocemos qué hace la Alcaldesa para evitar esta huelga en Navidad, qué medidas tiene previstas para que se cumplan los servicios mínimos y si ha comprobado si las denuncias de los trabajadores son ciertas

 

  • La gestión de este contrato es un desastre: está anulado por el TSXG; la adjudicataria ha solicitado rescindirlo; el juzgado de instrucción investiga posibles delitos que revelan falta de control municipal sobre la ejecución

 

El Grupo municipal Popular manifiesta su preocupación por la huelga de recogida de basura que comienza el día de Nochebuena y exige a Inés Rey que actúe para evitar la huelga de basura en plena Navidad y deje de ponerse de perfil ante el descontrol en este contrato.

 

Los representantes de los trabajadores ya han dicho que será una huelga dura y larga, y viendo los problemas de suciedad que ya hay en la ciudad a diario (basura por el suelo; contenedores desbordados; colchones y muebles por las aceras sin recoger…) la imagen de la ciudad a partir del día 24 puede ser desastrosa.

 

El PP desconoce qué ha hecho el Gobierno municipal para evitar esta huelga en plena Navidad o qué medidas tiene previstas para que se cumplan los servicios mínimos y también desconocemos si Inés Rey ha comprobado si las denuncias de los trabajadores sobre incumplimientos de la concesionaria relacionados con los pliegos y el contrato son ciertos.

 

El comercio y la hostelería están en alerta, ya que podría afectar a la campaña de mayor consumo del año. No es la imagen que queremos para nuestra ciudad y menos en esta época del año, de celebración y no es la primera vez que hay una huelga de recogida con Inés Rey de alcaldesa y en la anterior, en 2022, incluso hubo que declarar la emergencia sanitaria por la basura acumulada en las calles porque la alcaldesa no hizo nada para que acabase cuanto antes el conflicto.

 

Los Populares advierten que no podemos volver a esa situación. La empresa tiene que garantizar los servicios mínimos y el Gobierno municipal tiene que estar vigilante, lo que no hizo en 2022 cuando se vio desbordado por la situación. Y viendo la manera de gestionar actual, tampoco serán capaces de controlar la situación.

 

La gestión de este contrato de recogida de basura, que nos cuesta a los coruñeses 131 millones de euros €,  es un verdadero desastre:

1.-El contrato, adjudicado por el gobierno socialista, está anulado por el TSXG por estimar que la oferta que presentó la empresa que ahora lleva el servicio es inválida.

2.- La empresa adjudicataria ha solicitado rescindir el contrato alegando falta de rentabilidad, algo que el Gobierno municipal estuvo ocultando.

3.-El juzgado de instrucción está investigando posibles delitos relacionados con este contrato, que revela la falta de control municipal sobre la ejecución del mismo.

 

La empresa tiene que cumplir su contrato e Inés Rey, controlar y garantizar que lo haga porque es una concesionaria municipal. No puede ponerse de perfil porque los coruñeses siguen pagando la tasa de basura, que además sube el próximo año, y este contrato les cuesta 12 millones de euros anuales que salen de sus bolsillos.