El PP exige una Junta Local de Seguridad urgente ante la desesperación de vecinos y comerciantes de Monte Alto

“Vecinos y comerciantes no aguantan más. Hay que darles una solución que tiene que salir de esa Junta de Seguridad urgente. Ayer enviaron más policías a Monte Alto de los que destinaron en los meses anteriores a intentar devolver la seguridad al barrio”, afirma Miguel Lorenzo

“A quien tiene un problema de drogadicción hay que ayudarle, pero ante quien vende la droga hay que actuar y a pesar de las protestas vecinales y de las iniciativas que presentamos en el Pleno, no hay ninguna reacción ni del gobierno municipal ni del gobierno central”, señala

La alcaldesa no puede seguir haciendo oídos sordos a las protestas de los ciudadanos. Aún no ha recibido a las asociaciones que presentaron cinco mil firmas este verano pidiendo una reunión sobre inseguridad

El PP exige la convocatoria de una Junta Local de Seguridad urgente ante la desesperación de vecinos y comerciantes de Monte Alto por la inseguridad en el barrio por delitos relacionados con okupaciones y tráfico de drogas.

“Vecinos y comerciantes están desesperados y no aguantan más. Hay que darles una solución que tiene que salir de esa Junta de Seguridad urgente. Ayer enviaron más policías a Monte Alto de los que destinaron en los meses anteriores a intentar devolver la seguridad al barrio”, afirma Miguel Lorenzo.

El PP presentó en el último Pleno una pregunta oral sobre estos problemas en Monte Alto, tras la primera concentración en la plaza de San José para protestar por los robos debido a la presencia de varios narcopisos en la zona, ante la pasividad municipal, que echó balones fuera en su respuesta, y de la Delegación del Gobierno.

“A quien tiene un problema de drogadicción hay que ayudarle, pero ante quien vende la droga hay que actuar y a pesar de las protestas vecinales y de las iniciativas que presentamos en el Pleno, no hay ninguna reacción ni del gobierno municipal ni del gobierno central. No es sensación de inseguridad, es un problema de inseguridad y hay que actuar”, señala Lorenzo.

“La alcaldesa no puede seguir haciendo oídos sordos a las protestas de los ciudadanos porque si quiere, puede”, como ya se comprobó en club financiero o en un narcobajo en Os Mallos. Aún no ha recibido a las siete asociaciones que presentaron cinco mil firmas este verano en el registro municipal pidiendo una reunión por inseguridad. “No somos una ciudad insegura pero sí una con problemas de inseguridad por falta de gestión municipal y estatal y hay que ponerle solución”.

Lorenzo recuerda que el PP ha pedido reiteradamente “la recuperación de la policía de barrio y no nos hacen caso; más policías y no nos hacen caso; la creación el Consejo local de Seguridad, con presencia de vecinos y comerciantes y también lo han rechazado”, destacó y afirmó que “seguiremos llevando iniciativas al Pleno porque es necesario incrementar la presencia policial en la calle, recuperar la policía de barrio y aumentar los efectivos tanto de Policía municipal como Nacional”.