El PP lleva a Pleno una moción para que la Alcaldesa escuche las peticiones de nueve asociaciones vecinales avaladas por cinco mil firmas

  • Estas asociaciones se han unido para solicitar medidas que afectan a sus barrios y al resto de la ciudad, pero nadie del Gobierno municipal les recibe, a pesar de presumir de ser el gobierno del diálogo

 

  • Miguel Lorenzo y concejales Populares se reunieron con representantes de estas asociaciones, que trasladaron sus propuestas relacionadas con inseguridad, suciedad y mantenimientos, entre otros temas

 

El Grupo Popular ha presentado una moción para el Pleno del 1 de febrero para que la Alcaldesa reciba y escuche las peticiones de las asociaciones vecinales Elviña 2 Fases, Monte Martelo, Sector 7-Recinto Ferial, Barrio de las Flores, Pescadería-Orzán, Matogrande, Elviña-Castro “Os Rexumeiros”, Os Rosales y Plaza del Comercio.

 

Estas propuestas están avaladas por cinco mil firmas, presentadas hace meses en el registro municipal sin que desde entonces el Gobierno municipal se haya puesto en contacto con ellos a pesar de presumir de ser el gobierno del diálogo.

 

Miguel Lorenzo y varios concejales Populares se reunieron con estas asociaciones, que se han unido para solicitar medidas que afectan tanto a sus barrios como al resto de la ciudad, en especial relacionados con inseguridad, suciedad y falta de mantenimientos.

 

Los representantes vecinales ponen el foco en aspectos como la inseguridad. Las asociaciones insisten en la importancia de cumplir con la asignación adecuada del número de agentes que se necesitan y se prescriben, así como en garantizar el uso íntegro del presupuesto asignado a mejorar los equipos de los cuerpos de seguridad.

 

La suciedad es otro tema esencial y las asociaciones exigen la inclusión de todos los barrios en las rutas de limpieza. Además, proponen implementar rutas de desbroce en zonas periféricas y que empresas independientes se encargue del control de calidad de limpieza, recogida, infraestructuras, jardines y parques.

 

Por otro lado, las asociaciones subrayan la necesidad de introducir controles de calidad en el diseño y ejecución de proyectos para evitar el deterioro de pavimentos, asfaltos y mobiliario urbano. Asimismo, insisten en la importancia de consultar con las asociaciones los proyectos con impacto social antes de su licitación, con el objetivo de prevenir descontento ciudadano y gastos innecesarios.