El PP presenta una moción para elaborar un plan de acción que mitigue los efectos de la soledad no deseada en nuestra ciudad

Propone un plan de actuación efectivo para un problema que afecta a más de 32.000 hogares coruñeses, por lo que la Administración local debe asumir esta realidad y trabajar en consecuencia para frenar su avance

● Reclama, entre otras medidas, una campaña de concienciación a la ciudadanía; fomento de programas de voluntariados y de envejecimiento activo; un sistema de identificación vital de las personas que se encuentren solas; creación de un equipo social para su atención o puesta en funcionamiento de nuevas soluciones habitacionales

El Grupo Popular ha presentado una moción para el Pleno del día 14 en la que insta al Gobierno municipal a elaborar un plan de acción para luchar contra los efectos que tiene la soledad no deseada en nuestra ciudad.

La soledad no deseada constituye un problema cada vez más presente en la sociedad actual, que se ha vuelto más individualista. Esto pone en riesgo la creación de una vida social activa y la colaboración intergeneracional y genera una situación de inestabilidad que empeora la salud física y mental de las personas.

Cada vez son más frecuentes los pisos con un solo habitante, y más de un de tercio de los coruñeses que viven solos en sus hogares son mujeres en edad de jubilación cuyos principales problema son la brecha digital, la soledad y el poder adquisitivo. En 2011 ya eran 30.500 los hogares unipersonales en la ciudad y en 2021 la cifra alcanzaba los 32.239.

La Administración local debe actuar para frenar este problema, que es una realidad que requiere la implantación de planes específicos y la creación de políticas públicas que sensibilicen a la población y que ayuden a crear lazos y combatir este sentimiento de soledad generalizado.
Por eso, en la moción se reclama la creación de un plan de medidas que contemple, entre otras: una campaña de concienciación a la ciudadanía y el fomento de programas de voluntariados y de envejecimiento activo, así como un sistema de identificación vital de las personas que se encuentren solas, la creación de un equipo social para su atención o la puesta en funcionamiento de nuevas soluciones habitacionales.