El PP reclama a Inés Rey que convoque el Consorcio de Promoción de la Música que no se reúne desde hace más de un año

  • Un año y tres meses sin convocar el Consorcio es inadmisible cuando hay asuntos pendientes como la aprobación del presupuesto de 2024, de la Cuenta de 2022, del convenio colectivo 2022-2024, del informe de facturas irregulares, del Plan de Igualdad 2023-2027 o la toma de posesión de sus nuevos miembros

 

  • A esta despreocupación socialista por el Consorcio se unen las condiciones lamentables del Palacio de la Ópera, con goteras en el escenario, gradas u oficinas, a pesar de acoger a una de las orquestas más importantes de España y símbolo de la ciudad como es la OSG

 

  • La ciudad fue un referente cultural durante años, pero ya no lo es y hay que recuperarlo. La política cultural municipal no existe más allá de conciertos, como se comprobó con los murales de Lugrís; cuando dejó que se llevasen el cuadro “El Palomar” del padre de Picasso o el MACUF sin hacer nada o con el legado de Seoane sin exponer desde hace años

 

El Grupo Popular reclama a Inés Rey que convoque a la mayor brevedad la Junta de Gobierno del Consorcio de Promoción de la Música, que no se ha reunido en el actual mandato y que no lo hace desde el 15 de diciembre de 2022.

 

Un año y tres meses sin convocar el Consorcio, cuando además la propia alcaldesa fue concejala de Cultura en el anterior mandato, es inadmisible cuando hay asuntos pendientes como la aprobación del presupuesto de 2024, de la Cuenta General de 2022, del convenio colectivo 2022-2024, del informe de las facturas irregulares, del Plan de Igualdad 2023-2027 o incluso la toma de posesión de sus nuevos miembros, entre ellos los representantes de la oposición o la propia Alcaldesa y el concejal delegado de Cultura.

 

A esta despreocupación del Gobierno socialista por el Consorcio se une las condiciones lamentables en que se encuentra el Palacio de la Ópera, con goteras en el escenario, en las gradas o en las oficinas, a pesar de acoger a una de las orquestas más importantes de España y uno de los símbolos de la ciudad como es la Orquesta Sinfónica.

 

La política cultural del gobierno municipal no existe. La ciudad fue un referente cultural durante muchos años, pero ya no lo es y hay que recuperarlo. No hay un proyecto cultural más allá de conciertos, como se ha comprobado con la pasividad ante los murales de Lugrís; cuando dejó que se llevasen el cuadro “El Palomar”, del padre de Picasso, al Museo de Barcelona por 150.000 euros; cuando dejó marchar el Museo de Arte Contemporáneo de Unión Fenosa sin hacer nada o cuando el legado de Luis Seoane no se expone desde hace años y está en el suelo como se vio en fotos hechas por Patronos de la Fundación que lleva su nombre.