El PP reclama al Gobierno municipal que actúe ante las quejas de los trabajadores del complejo deportivo de O Castrillón

Miguel Lorenzo y Roberto García se reunieron con representantes de los trabajadores, que trasladaron la preocupante situación que atraviesan, debido a que afirman que realizan funciones para las que no tienen competencias y a que la instalación está sin contrato desde el 1 de junio

● El Grupo Popular exige al Gobierno que determine la estrategia para la gestión del complejo deportivo, sin contrato desde el mes de junio, que haya mayor control sobre la concesionaria y que se asegure que la cumpla con la normativa de instalaciones deportivas y con la laboral

Miguel Lorenzo y el concejal Roberto García se reunieron con trabajadores del complejo deportivo de O Castrillón, que trasladaron la preocupante situación que atraviesan, debido a que afirman que realizan funciones para las que no tienen competencias y a que la instalación está sin contrato desde el 1 de junio.

Los trabajadores afirman haber comunicado su situación por escrito al Gobierno municipal el 8 agosto sin haber recibido contestación al mismo, además de haberlo trasladado a la Fiscalía y a la Inspección de Trabajo.

Se trata de 15 trabajadores que denuncian estar realizando funciones que no les corresponden, y que en varios casos aseguran que no se cumple con la legislación vigente, ya que hay socorristas a los que les exigen realizar cursos como monitores (titulación que no disponen) o a los que les obligan a realizar labores de mantenimiento (manipular productos de control del agua, depuración, etc) que debería realizar un especialista. También manifiestan que existen puestos recogidos en la oferta de la empresa, y que se exigen en el pliego, que no se están cumpliendo de manera adecuada.

Además, algunos servicios como la sauna turca, la seca o el jacuzzi no funcionan como deberían, como ha sucedido, por ejemplo, con la turca, que no ha estado operativa durante un mes y medio.
El Grupo Popular exige al Gobierno municipal que determine la estrategia para la gestión del complejo deportivo, sin contrato desde el mes de junio, que haya mayor control en el cumplimiento de las condiciones contractuales y que se asegure que la empresa concesionaria cumpla con la normativa vigente de uso de instalaciones deportivas y con la normativa laboral de los trabajadores.